DIONNYS MATOS

TÓMATE UN MINUTO: UNA MUESTRA DE RESISTENCIA

Take a Minute: A Show of Resilience será la primera muestra individual del artista multidisciplinario Dionnys Matos. Su obra deviene celebración a la materialidad y a la inventiva. Matos se esfuerza por concientizar sobre el daño que causa al mundo natural nuestra cultura del consumo, la caducidad programada y el desperdicio, a través de su exploración de la realidad más constatable y el uso de su estética personal como camuflaje. El artista encuentra la belleza en lo cotidiano al reciclar y reutilizar vasos de plástico, cuencos de espuma de poliestireno, materiales de embalaje y plástico de burbujas como parte de su lenguaje.

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/6

 El orden de las cosas es una serie de fotografías analógicas de formato medio y de composiciones en forma de naturaleza muerta manipuladas digitalmente que se determinan en una paleta sofisticada e sorprendente, que satura el primer plano, el fondo y los propios objetos, creando a la vez iconos sorprendentes y meditativos, primitivos y totémicos, de detritos al uso.

Dionnys Matos' Wave.

Su majestuosa Ola, un mural de cuatro paneles de casi 6' x 12', está hecha de plástico de burbujas inyectado con acrílico. La calidad premonitoria del cielo del atardecer y la perspectiva del espectador de verse abrumado por el mar agitado recuerdan a Untitled (Raft at Sea) de Longo y quizás a La gran ola de Kanagawa de Hokusai. El artista apunta que es un comentario sobre la degradación de nuestros océanos por el plástico. En lugar de que el mar sea tomado por los vencido en su degradación, aquí, capturado en un momento de invencibilidad, el mar se venga, dominando el sustrato de plástico. Es, también, una venganza.

 

Exposición a la vista del 17/02/2021 al 31/03/2021.

Dionnys Matos Wave (Detail).

Exposición a la vista del 17/02/2021 al 31/03/2021.

Object 1

press to zoom

Object 6

press to zoom

Object 3

press to zoom

Object 1

press to zoom
1/14

El arte es siempre una armonía paralela a la naturaleza.

                                                                            – Cézanne

 

El mundo es mi representación. El hombre que confiesa esta verdad sabe claramente que no conoce un sol ni una tierra,

sino tan sólo unos ojos que ven un sol y una mano que siente el contacto de una tierra.

                                                                                                                           – Schopenhauer

 

 

La obra de Dionnys Matos es una obra sobre objetos y materia, y quizás sobre el tiempo. Tazas, cuencos, envases desechados y desechos se transforman del objeto al símbolo, de la materia cruda, al significado de su presencia en nuestras vidas: Obsesivamente tratados, a veces inyectados con acrílico, y habitados por una sofisticada paleta de colores con sutilezas casi monásticas. Hay en su obra un budismo involuntario en el que la contemplación se convierte en arte.

 

Como en los bodegones del pintor italiano Giorgio Morandi, la obra de Dionnys se detiene en un momento expectante, deviniendo, fundamentalmente, una invitación a la pausa. El pintor catalán Albert Râfols-Casamada señaló que en las obras de Morandi, "...el tiempo tiene presencia. Es como si el tiempo se hubiera acumulado en estos objetos, dejando su huella en forma de polvo, matizando la luz, dando a veces un toque de cansancio a las pinceladas". En las piezas de Dionnys todo parece haberse detenido como en un mundo deshabitado y sin tiempo, pero en su proceso no hay cansancio, ni en su pincel, ni en su jeringa. Su pausa es un llamado de atención, una invitación a recordar qué nos rodea, qué usamos a diario, qué objetos hay en nuestro entorno, cómo los usamos y cuán conscientes somos sobre el rastro que dejamos tras nosotros. Su obra tiene el peso de una existencia colectiva: ¿Somos privilegiados? ¿Somos pobres? ¿Destruimos nuestro entorno o nos adaptamos? ¿Somos capaces de reutilizar lo que está al servicio de nuestra comodidad?

 

Las respuestas a las preguntas que plantea la obra de Dionnys pueden ser tan diversas como las circunstancias de cada individuo. A pesar de nuestras diferencias, puede que todos seamos capaces de detenernos y tomarnos un minuto antes de tirar algo y celebrar, en ese momento, no sólo la materialidad de las cosas sino la posibilidad de darles una segunda vida. Take A Minute: A Show of Resilience es una celebración a esa posibilidad. Dionnys ha hecho de la resiliencia arte, su ecocritical work ha vuelto la mirada a la compleja cotidianidad del uso, y ha encontrado en ello poesía.

 

Dionnys Matos nació en 1991 en Holguín, Cuba, la Ciudad de los Parques.