BELLAS FLORES DEL MAL

ROCÍO GARCÍA

A la vista: 22.09.21 - 21.11.21

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/10

Con una trayectoria de cinco décadas, la voz de Rocío García (n. Cuba, 1955) es uno de los lenguajes más coherentes, icónicos y universales del panorama artístico contemporáneo en Cuba: la línea, la provocación monocromática, el desprecio por el naturalismo, el sentido del humor, lo disfuncional, el teatro de la vida, la fragilidad de la masculinidad, el voyerismo y, en última instancia, la pasión, hacen de sus cuadros una puesta en escena de poder en su expresión más compleja. Es decir, el poder como acto existencial. Sus personajes —policías, marineros, estafadores nocturnos, cantineros, conejos, castigadores, geishas— son metáforas, que más que estereotipos juzgados al pie de la letra, representan un ejercicio de búsqueda personal, los largos brazos de todo lo que puede ser, el sueño de no estar en deuda con una identidad, la máxima libertad. La obra de Rocío permanece ahí, en ese no lugar, en el espacio de anonimato de Augé [1] : en los rincones oscuros de un bar, en las habitaciones de un hotel, en los límites inestables del género, el sexo y el amor. Pinturas eternamente transitorias, libres de las limitaciones de la historia, las relaciones y la identidad.

Su debut en Thomas Nickles Project, Bellas Flores del Mal , que muestra un total de nueve pinturas nunca antes vistas, continúa su exploración voraz de todo lo que significa ser humano.  A través de escenas de intrigas que evolucionan en secreto, misterios oscuros e historias íntimas desconocidas, Rocío examina el poder, el amor, el deseo, la sexualidad y la violencia con un enfoque en la sutileza de doble filo en la concepción de lo sublime y lo siniestro.

Reavivando una serie iniciada en 2017 como homenaje a Matisse, el pintor explica que  “Hay cineastas, escritores, artistas que tienen proyectos que tardan años en hacerse realidad. Y me pasa que a veces hago un cuadro y no es suficiente, necesito hacer otros que puedan hacer crecer la idea. La serie que pongo juntos como secuencias nacen de esa necesidad. Con esta serie no pude continuar por diferentes motivos. La comencé con una obra en homenaje a Matisse en 2017 (Belles Fleurs du mal, según el volumen de poesía de Baudeliare, Les Fleurs du mal , 1857, hoy en la colección de NG Gallery, Panamá), y su pulso seguía latiendo, pero el impulso se fue haciendo cada vez más liviano hasta el punto que pensé que lo estaba perdiendo. Hice otras series, otras exposiciones individuales y, en la A finales de 2020, cuando el mundo parecía transformado por el virus, comenzó el hechizo. Alguien muy importante entró en mi vida y volví a sentir intensamente esa dualidad que nos determina frente a lo trascendente. La sensación de que las personas, la humanidad, están inclinadas en destruir la belleza ". [2]

 

IMG_6259.jpeg

Esta unión de opuestos —lo sagrado y lo demoníaco— y la dualidad de la belleza son los impulsos centrales de las obras de esta exposición. Bellas Flores del Mal parece, por momentos, un ejercicio de conclusión, como si la pintora hubiera llegado con estas obras a alguna verdad que entrelaza el amor y la muerte. Como al final de algún camino largo y tortuoso, o quizás al principio, Rocío despliega una sutileza de doble filo en la concepción de la belleza y el amor: lo sublime y lo siniestro, la belleza que nos atormenta pero a la que aspiramos.

Los personajes de esta serie aman, matan y mueren. Regresan de otros mundos, de otras series, de The Thriller, de Sakura, tratando de escapar, de salvarse, o simplemente tratando de estar vivos y todo lo que eso conlleva. Son esos cuerpos, algunos enfundados en flores, que no son responsables de los efectos que producen.

Bellas Flores del Mal es una lección de pintura y una lección de vida, una lección que, como las verdades más simples, duele.

La primera exposición individual de Rocío García en Nueva York, Bellas Flores del Mal, se exhibirá en Thomas Nickles Project, 47 Orchard Street, Nueva York, NY 10002, del 22 de septiembre al 21 de noviembre de 2021.

RG_06.1_Rocío García_La Noche de los Tulipanes I (The Night of Tulips I) _Diptych_ 2021_Oi

La Noche de los Tulipanes I (The Night of Tulips I), 2021

Oil on canvas

47.2"H x 55.1"W

RG_06.2_Rocío García_La Noche de los Tulipanes II (The Night of Tulips II) _Diptych_ 2021_

La Noche de los Tulipanes II (The Night of Tulips II), 2021

Oil on canvas

47.2"H x 55.1"W

 

Una cama nunca frecuentada por el remordimiento.

Y ataúd, alcoba, rica en blasfemia,

Como dos buenas hermanas ofrecerían como golosinas,

Placeres terribles, dulces espantosos.

Charles Baudelaire, Las dos buenas hermanas, Las flores del mal, 1857

RG_04_Rocío García_La Bella Samurai (The Beautiful Samurai)_ 2021_Oil on canvas_62.9_ H x

La Bella Samurai (The Beautiful Samurai), 2021
Oil on canvas
74.8”W x 62.9"H

IMG_6272.jpeg
IMG_6277.jpeg
RG_03_Rocío García_Lluvia Azul (Blue Rain)_ 2021_Oil on canvas_70.8_ H x 74.8_ W.jpg

Lluvia Azul (Blue Rain), 2021
Oil on canvas
70.8"H x 74.8"W

RG_05_Rocío García_Bouquet _ 2021_Oil on canvas_55.1_ H x 59_ W.jpg

Bouquet, 2021
Oil on canvas
55.1"H x 59"W

IMG_6270.jpeg
RG_02_Rocío García_Satánicamente tuyo (Satanically yours)_ 2021_Oil on canvas_59_ H x 70.8

Satánicamente tuyo (Satanically yours), 2021
Oil on canvas
59"H x 70.8"W

¿Vienes del Cielo o te elevas del abismo, Belleza?

Tu mirada, divina e infernal,

Derrama confusamente benevolencia y crimen,

Y uno puede, por eso, compararte con el vino.

Charles Baudelaire, Himno a la belleza, Las flores del mal

RG_07_Rocío García_Merci Bocu_2021_Oil on canvas_15_edited.jpg

Merci Bocu, 2021
Acrylic on canvas
15.7"W x 12"H

RG_09_ST_2021_Oil on canvas_15_edited.jpg

ST (Untitled), 2021
Acrylic on canvas
15.7"W x 12"H

RG_08_El Juego (The Game)_2021_Oil on canvas_15_edited.jpg

El Juego (The Game), 2021
Acrylic on canvas
15.7"W x 12"H

Rocío García (n. Santa Clara, Cuba, 1955) se graduó de la Escuela de Bellas Artes San Alejandro en 1975 y regresó como profesora en 1983, después de recibir su maestría en Bellas Artes en la Academia Repin de Bellas Artes en Leningrado, Unión Soviética. Fue Artista en Residencia en el Vermont Studio Center (2010), la Universidad de Michigan (1997) y la Fundación Ludwig de Cuba en Basilea, Suiza (2007).  La obra de Rocío ha sido ampliamente exhibida dentro y fuera de Cuba, ha recibido múltiples premios y se encuentra en varias colecciones públicas y privadas. Con Rocío García, sin embargo, lo mejor siempre está por llegar.

 

La artista vive y trabaja en el Vedado, La Habana, Cuba.

[1] Marc Augé. Los no Lugares, espacios del anonimato. Editorial Gedisa, España, 1993.

[2] Interview with Rocío García for Thomas Nickles Project, cit.